SPECTRA RADIO ONLINE

domingo, 21 de septiembre de 2014

La (im)parcialidad de Google a debate

Open Internet Proyect es un manifiesto que aboga por la neutralidad de Google y se posiciona totalmente en contra de su abuso de poder y su posición dominante.


FUENTE:REDESTELECOM.ES

El posible monopolio de Google ya es harto conocido. Un buscador que acapara prácticamente el 90% del mercado europeo y que aprovecha esta situación para promover sus propios productos en detrimento de sus competidores, privando a los consumidores de posibles resultados para una libre elección.

Fue precisamente el criterio de relevancia empleado por Google y la ausencia de sesgo en los resultados ofrecidos, lo que convirtió a este buscador en el más usado y preferido por los usuarios, otorgándole el poder que posee en la actualidad. Ahora, sin embargo, abusa de su posición priorizando en los resultados sus propios servicios por encima de los de la competencia, sin tener en cuenta ningún parámetro de calidad, relevancia o utilidad para el usuario. Es esta situación la que ha hecho poner en pie de guerra a muchas compañías que operan en Internet y que se ven afectadas por esta actitud monopolística de Google.

Tras tres años de litigios y negociaciones, Google llegó a un acuerdo con el fin de cerrar el caso definitivamente. Pero esto parece no convencer a las partes afectadas, pues según dicen “ninguno de estos propósitos remedia el problema del orden de los resultados, sino que incluso podrían reforzar el dominio del mercado por parte de Google, no salvaguardando la competitividad en el mercado online”.

Ante estas circunstancias los afectados se han visto obligados a unir sus fuerzas en lo que han llamado, Open Internet Proyect, un manifiesto con el que abogan por la neutralidad de Google y se posicionan totalmente en contra de su abuso de poder y su posición dominante.

Son muchas las empresas de toda Europa que se han sumado a esta iniciativa como Meilleurtaux, Bottin Carto o Visual Meta, quien opera en España bajo su marca ShopAlike.es. Todas ellas con el fin de abrir un debate público sobre la importancia de un mercado justo y abierto, y tratar de hacer que los miembros de la Comisión Europea tomen conciencia del perjuicio que esto supone tanto para consumidores como para compañías.