SPECTRA RADIO ONLINE

domingo, 21 de octubre de 2012

Zonas urbanas de alta demanda inician el camino: Digitel lanzará 4G/LTE en diciembre



WILLIAM PEÑA/@williampm
 
La decisión ha sido tomada y la oportunidad que se presenta no puede desperdiciarse. El tercer operador del país, Digitel, se convertirá realmente, en el primer operador de servicios avanzados de cuarta generación en Venezuela en poco más de un mes, con el lanzamiento de un plan piloto de servicios LTE (Long Term Evolution) en zonas de alta demanda y concentración de datos, estrategia que le permitirá a la compañía medir la tecnología entre un interesante grupo de clientes para así comenzar el despliegue real del servicio en el año 2013.
Eso sí, en los planes de la empresa está el lanzamiento del servicio vía concepto de Internet Móvil en principio, pues a la fecha no hay mayor desarrollo en equipos móviles en el mundo para avanzar en ese camino en la banda de 1800 MHz.
Oswaldo Cisneros, presidente de la compañía, reunido este martes para celebrar la extensión de la alianza «Unidos Todos en un solo Corazón», que permite a la institución Fe y Alegría, beneficiarse de un proyecto que le otorgará fondos para adquirir equipos tecnológicos (el año pasado recaudó Bs. 9 millones a través de la copra de tarjetas prepago por parte de los clientes de Digitel), destacó que la suerte tocó a la empresa y que, gracias a la decisión en muchos países de desarrollar LTE en la banda de 1800 MHz, Digitel podrá entregar servicios mucho más avanzados a un grupo de sus clientes sin tener que esperar más tiempo por una subasta o licitación. «Cuando nosotros adquirimos ese espectro, hace tiempo, no había desarrollo de ningún tipo para éste en 3G y en la compañía estábamos preocupados porque prácticamente habíamos adquirido una porción sin mayor opción de desarrollo y teníamos una frecuencia para ofrecer sólo servicios GSM de segunda generación (la banda de 2100 MHz estaba reservada por el Estado para otras cosas), es decir, no teníamos nada más que voz».
Pero las cosas cambiaron de la noche a la mañana. En Europa comenzó a gestarse un movimiento a favor del uso de la banda de 1800 MHz para despliegues en 3G, algunos operadores y fabricantes se dispusieron a desarrollar tecnología en esa banda y entonces, Digitel tuvo que desistir de sus intenciones iniciales de adquirir poco espectro (sólo se hizo de 5 MHz al principio) y solicitar al regulador la ampliación de la frecuencia para incrementar sus fortalezas en despliegues medianamente avanzados con tercera generación.
Pero lo que no sabía la empresa, ni mucho menos parte del mundo de las telecomunicaciones, es que esa frecuencia tendría más potencial de desarrollo y que lo último en tecnología de conectividad inalámbrica, LTE, tendría espacio dentro de esa porción de espectro para avanzar, a pesar de que las bandas más ligadas al desarrollo eran 2100 MHz y 2600 MHz, pues la idónea, 700MHz, está extremadamente comprometida en la mayoría de los países del mundo, con excepción de Estados Unidos.
Y fue así como operadores en Europa, África y Australia comenzaron a hacer las pruebas y, al día de hoy, ya están algunos de ellos operando en sus respectivos países. Incluso mucho más cerca, en Brasil, también se están desarrollando proyectos de desarrollo de LTE en 1800 MHz, por lo que Digitel no sólo iniciará el camino haciendo pruebas con algunas experiencias ya probadas por otros operadores, sino que la empresa será el primer proveedor 4G de Venezuela y, por supuesto, antes de que cierre 2012.
Al respecto, Cisneros atinó a decir «hemos tenido suerte», pero también destacó que en ningún momento quieren erigirse como los únicos y que tampoco se van a comer el mercado solos, pues el proyecto implica el lanzamiento del servicio en nichos, donde se requiera el manejo de grandes cantidades de datos por parte de los clientes, pues la idea sigue estando en desplegar al máximo la tecnología 3G, que es el foco de Digitel en estos momentos en el país.
Justo en ese sentido, comentó que la empresa ya tiene lista la Red MetroEthernet que venían desplegando en el estado Vargas en conjunto con la sueca Ericsson y que, aun cuando falta encender totalmente la plataforma, las pruebas que han hecho les han dado un nivel de calidad impresionante y un nivel de servicios de altísima calidad.
Luis Bernardo Pérez, vicepresidente de Operaciones de Digitel, comentó que el incremento de la mejoría de servicios se multiplicará por tres y que están cambiando toda la tecnología existente en Vargas y otros estados del país. En esa misma línea, Oswaldo Cisneros destacó que la compañía está trabajando (recientemente firmó un contrato por $25 millones) para cambiar los radios de transmisión actuales (4 E1) a radios de entre 50 y 100 megas, lo que multiplicará por 5 o más la capacidad actual de la red de la empresa.
«Toda esa red Metro la estamos trabajando con fibra», destaca Cisneros y, asimismo, comenta que los tramos de despliegue de fibra Valencia-Puerto Cabello ya están listos y que están por terminar otros, pero también adelanta que viene el despliegue de otra red similar a la de Vargas y que el de Anaco-San Juan de los Morros también están construyéndose.
INDEPENDIENTES POR OBLIGACION
En Venezuela, como consecuencia de las malas políticas de Estado aplicadas para el negocio de la fibra y la posibilidad de interconectarla para el beneficio de los ciudadanos (a pesar de que el Estado dispone de más de 14 mil kilómetros, gran parte subutilizado), los operadores móviles se han dado a la tarea de desplegar infraestructuras de fibra propias para poder descongestionar sus complicadas redes móviles y mejorar sus servicios, aunque ese no es el foco principal de su actividad.
Pero en un país con esos terribles problemas de planificación y abordaje de los escollos en telecomunicaciones para buscarles soluciones que vayan en beneficio de los ciudadanos, a las empresas que proveen servicios no les queda otra que intentar mejorar sus infraestructuras de forma independiente, pues tampoco hay mucha suerte en el tema cuando se ponen a conversar entre ellas.
En ese sentido, Cisneros destacó que con el proyecto de coubicación de espacios, que habían acordado entre operadores tiempo atrás para reducir los gastos en la instalación de las mismas torres y celdas en los mismo sitios, con la intención de reducir costos, tampoco se ha logrado mucho y, aunque se han sentado a conversar, al final del día, no han podido llegar a acuerdos que los beneficien mutuamente.
«Nosotros aprobamos la coubicación en 48 de nuestras estaciones y, lamentablemente, a nosotros no nos dieron la misma reciprocidad, sólo nos aprobaron 10», dice Cisneros, en una clara referencia a que del lado empresarial las cosas tampoco son tan fáciles.
Sin embargo, considera que debería profundizarse la alianza entre operadores en ese sentido, tanto públicos como privados, pues «nosotros no somos ningún "león" y nadie debe temer de lo que hagamos, al contrario somos un cachorro y más bien "el león" puede venir y comernos a nosotros.
Simplemente estamos trabajando para beneficiar a nuestros clientes, sin mayores pretensiones».
DE ACUERDO SIN ACUERDO
Cuando Movistar anunció que Conatel había asignado nuevo espectro a las operadoras móviles para la ampliación de sus redes 3G, Michael Duncan, presidente de la filial de Telefónica, habló largo de la "co-inversión", como estrategia conjunta para reponerse ante el déficit de infraestructura de telecomunicaciones en el país.
«Tiene que haber interoperabilidad y uso compartido de infraestructura... Es la única manera de maximizar la inversión». Igual concepto debe tomar cuerpo con la co-ubicación, dijo el ejecutivo.